El alcance orgánico se puede definir como el número de usuarios que han visto una publicación, pagina, producto o anuncio de manera natural a través de canales de distribución gratuitos, es decir, sin que se haya pagado para que se muestre ese contenido. El alcance es una métrica que se utiliza en varias áreas del Marketing Digital, aunque toma su máximo significado en las estrategias de Social Media que se aplican en redes sociales como Facebook.

¿Cómo funciona el alcance orgánico?

El alcance orgánico, también conocido como reach en inglés, ha supuesto últimamente un auténtico quebradero de cabeza para los millones y millones de negocios que tienen presencia en la red social a través de una Fan Page y quieren que sus contenidos lleguen a la máxima cantidad de personas posible. ¿Pero cómo funciona realmente el alcance orgánico en las Redes Sociales?

Facebook es una red social que tiene también una potente plataforma de anuncios, por lo que como comprenderás uno de sus objetivos es que publiques tus anuncios en ella para llegar a más seguidores de tu marca o negocio. Es por ello que de forma lógica en los últimos tiempos ha reducido el alcance de las publicaciones. Es decir, ha ido disminuyendo paulatinamente el número de veces en los que una publicación se muestra en el timeline de noticias de los usuarios de Facebook. Actualmente se estima que en torno al 10%de las publicaciones son mostradas en el timeline de los usuarios de Facebook.

Esto no significa que el alcance orgánico esté muerto, sino sería de un 0%, pero si que cada vez Facebook y otras redes sociales son más selectivas al mostrar las publicaciones en su feed.

Consejos para mejorar el alcance

  • Publica de manera regular. Si no publicas o lo haces muy de vez en cuando, es casi imposible que mejores tu alcance orgánico. Pero tampoco se trata de acosar y hacer decenas de publicaciones diarias. En el punto medio se encuentra lo ideal para que tu público te perciba como una marca o empresa confiable y no intrusiva.
  • Crea y comparte contenido de calidad. Publica contenido realmente interesante, que aporte valor y que por eso tus usuarios estén deseando leer. Cuanto más tiempo dediquen tus usuarios a una publicación, más valor toma para Facebook.
  • Utiliza imágenes y vídeos. El vídeo es uno de los contenidos en alza y que mejor funciona en redes sociales. Además, es un formato que puede hacerse viral y compartirse por miles. Si te fijas en el timeline de Facebook, cada vez han ganado más protagonismo los contenidos en forma de vídeo. Si quieres un consejo extra, sube los vídeos a Facebook Videos, ya que mejora el alcance. Pero no solo te centres en compartir vídeos. En la variedad está la clave: imágenes, GIF, enlaces de interés, noticias, etc.
  • Ten en cuenta los horarios. El alcance de un contenido puede variar según los horarios en que sea publicado. En este sentido, la mejor técnica es experimentar con los horarios de publicación y comprobar cuales son los que logran más alcance y engagement.
  • No caigas en el amarillismo. Huye del clic fácil con publicaciones del estilo “15 extraños consejos de supervivencia del pasado que te podrían sacar de más de un apuro y aún hoy son eficaces”. Sabes a que nos referimos, ¿verdad? Seguro que has visto alguno en tu feed de Facebook, aunque cada vez son menos pues Facebook castiga este tipo de publicaciones. Así que no las uses en tu estrategia.
  • Añade llamadas a la acción o CTA. Los call to action son esenciales para mejorar el alcance orgánico ya que se invita a los usuarios a interactuar.